Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Coronavirus: los ganadores de la pandemia que hacen fortunas

Desde Amazon y Netflix hasta inversores osados y políticos inescrupulosos, el perfil de los que se han beneficiado por la crisis es diverso.

 

Es sabido que las crisis nunca afectan por igual a todos, y la pandemia de coronavirus no es la excepción a la regla. Mientras que millones de personas en todo el mundo se quedan sin trabajo y el petróleo se hunde en un abismo sin fondo, hay un grupo ínfimo de personas y empresas que están ganando (mucho) dinero.

 

Habría que dividir los beneficiados por la crisis en categorías. La primera podría ser aquellos actores que están ubicados en el lugar correcto en el momento justo. En la era del trabajo, la educación y el shopping a distancia, empresas como Amazon, Walmart, Netflix y Zoom, por nombrar sólo cuatro, han visto sus acciones dispararse a niveles estratosféricos en las últimas semanas.

 

Jeff Bezos vio como su fortuna personal se incrementó en 24 mil millones de dólares en tan solo un día gracias a la revalorización de Amazon. Netflix, por su parte, sumó casi 16 millones de nuevos usuarios durante el primer trimestre de 2020. Los beneficios brutos de la empresa durante los últimos tres meses fueron de 958 millones de dólares, frente a los 459 millones ganados entre enero y marzo de 2019.

 

Dentro de la categoría «rubro existente a la que le llegó la oportunidad de su vida», se cuentan también las empresas dedicadas a la ciberseguridad y tecnologías que permitan la atención médica a distancia. Empresas como Instacart, dedicada a realizar comprar en supermercados y luego hacer el delivery, también se ven beneficiadas por la situación.

 

Nuestra segunda categoría podría estar compuesta por los amantes del riesgo: principalmente inversores y fondos de inversión, que decidieron apostar en contra la economía en cuanto sospecharon que el coronavirus podía llegar a ser un problema grave.

 

Un antecedente de peso

 

Hasta la llegada de la recesión causada por el coronavirus, la crisis financiera de 2008 era el episodio que los economistas y especialistas citaban como el más grave en casi un siglo. El derrumbe de la burbuja inmobiliaria de Estados Unidos provocó una crisis mundial de efectos profundos, algunos de los cuales se estiraron por varios años.

 

En el libro The Big Short (La gran apuesta, publicado en EE.UU. en 2010), el periodista Michael Lewis cuenta la historia de un grupo de inversores que se dieron cuenta que el derrumbe se venía, y apostaron en contra del mercado inmobiliario de Estados Unidos (El libro luego fue convertida en una película llamada igual protagonizada por Christian Bale, Steve Carrell, Ryan Gosling y Brad Pitt).

 

Cuando la burbuja finalmente estalló, estos hombres cobraron miles de millones de dólares mientras que el resto de la economía se consumía en llamas.

 

De más está decir que la situación actual no es idéntica a la de 2008. A diferencia de la inflación de las hipotecas, no hay datos disponibles que nos puedan indicar cuando una pandemia está por llegar.

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: