Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La Facultad de Ingeniería de Comodoro construyó un prototipo de respirador artificial

El dispositivo fue desarrollado por personal docente y no docente de apoyo técnico de las carreras de Ingeniería Mecánica y Electrónica. Orgullo.

 

Santiago Barrios, Orlando Herrera, Alejandro Münnemann, Gerardo Ahrtz, Claudio Merelli, Rodolfo Gómez, Pedro Kolodka y Daniel Barilá, integran el grupo de trabajo de la Facultad de Ingeniería que construyó un prototipo de respirador artificial en medio de la pandemia.

 

Se trata de docentes y personal de apoyo de laboratorios de las carreras de Ingeniería Electrónica e Ingeniería Mecánica de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.
El trabajo se desarrollo luego de un pedido puntual del Hospital Regional y la Asociación Española de Socorros Mutuos.
La Facultad desarrolló un equipo AVM apto para situaciones que necesiten intubación intertraqueal como sucede en los casos graves de COVID 19.
Desde el principio del desarrollo del prototipo, actuó como consultor médico permanente el Dr. José Celia, referente del Servicio de Terapia Intensiva del Hospital Regional y Coordinador Médico del Servicio de Terapia Intensiva del Sanatorio de la Asociación Española de SM de Comodoro Rivadavia.
Según se informó, el equipo desarrollado es capaz de suministrar mezclas de aire y oxígeno puro en diferentes proporciones. Posee dispositivos de seguridad para medir presión de suministro a los pulmones, sistema de detección de fugas, medición de flujo inspirado y flujo exhalado. Posee una válvula con la capacidad de controlar la presión en los pulmones al final de la espiración (conocida como válvula PEEP, abreviatura de “positive end expiratory pressure”. También es posible seleccionar la fracción de oxigeno inspirado (FiO2) dependiendo de los requerimientos de cada paciente.
Este equipo puede complementar el servicio que brindan los respiradores comerciales en caso de que fuera necesaria su producción en serie ante la eventualidad de una crisis sanitaria como la que han atravesado otros países, indicó la Facultad.
Una de las premisas principales planteadas por quienes solicitaron el desarrollo a la Facultad era lograr un equipo de bajo costo, con posibilidad de construirse en las cantidades necesarias y sin necesidad de suministros de la industria de equipos médicos ya que la experiencia ha demostrado que la disponibilidad de mercado puede ser insuficiente para cubrir la demanda.
Si bien el equipo fue solicitado por instituciones de Comodoro Rivadavia, la idea es ponerlo a disposición de la sociedad en general en caso de que fuera necesario en cualquier localidad que atraviese por una situación crítica.
Todos los gastos de la construcción fueron solventados con recursos de la Facultad de Ingeniería que surgen de trabajos que habitualmente se realizan a demanda de la industria.

 

 

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: