Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El superdonante de plasma con cuatro veces más anticuerpos

Facundo Ahumada se contagió en un vuelo de Europa a Buenos Aires en marzo y fue el primer caso en el Hospital Militar. Hoy, es la persona que más extracciones se ha hecho desde el inicio de la pandemia.

 

Con 27 años cumplidos en los últimos días, Facundo Ahumada, un joven de Olivos se volvió un punto inicial de la lucha con la pandemia en todo sentido: se contagió, se curó y ahora es la persona que más plasma donó.

 

En marzo de 2020 regresó de Europa tras varios meses de vacaciones, visitas y desputando su pasión por la fotografía, llegó a Buenos Aires y a los pocos días se sintió mal.

 

Mientras el coronavirus todavía no había sido declarado pandemia, desde el continente al que viajó ya los casos eran muchos y decidió aislarse de su familia, por las dudas. Así fue como levantó fiebre y con más de 38 grados, decidió llamar al Hospital Militar de Buenos Aires para que le hagan los controles.

Con un protocolo especial en la sede de la Avenida Luis María Campos, en lo que se conoce como Cañitas, fue recibido por médicos con doble protección y un trabajo especial. No sólo se suponía que era el primer caso de coronavirus en dicho instituto, sino que los profesionales estaban ante su primer desafío.

 

«Yo estaba seguro de que me había contagiado, tanto que fui al hospital con una mochila preparada para varios días. Guardé calzoncillos, el cepillo de dientes, el cargador del celular y alcohol en gel, por si en el hospital faltaba», contó en una entrevista con Clarín, a pesar de que primero fue analizado por faringitis, que resultó negativo y se hizo el hisopado, que saltó COVID-19.

A partir de ahí, luchó contra el virus y el 31 de marzo tuvo la chance de recibir el alta para volver a su casa y cumplir los 14 días de aislamiento. Sin embargo, antes de regresar con sus familiares, el empleado civil de la Fuerza Aérea Argentina fue informado sobre la chance de donar plasma y los beneficios que podría llegar a traer, aunque para esos días de abril poco se sabía.

Miguel Buezas fue el médico que le dio detalles, como parte del trabajo que estaba llevando adelante y que luego iba a tener a Fernando Polack, de la Fundación Infant, como uno de los líderes del proyecto de donación de plasma. Sin embargo, previo a su primer paso por el hospital como recuperado, Ahumada escuchaba noticias muy positivas de su salud, pero poca explicación.

 

Bueza declaró que, como todo paciente recuperado había desarrollado anticuerpos, pero que el caso de Facundo eran el cuádruple de los esperado y mucho más que cualquier otro paciente que haya superado el coronavirus. Tras varias semanas de indagar y conocer, el joven decidió iniciar su ayuda con donaciones de plasma récord.

 

Según explican los profesionales, puede hacer la donación hasta 24 veces y con ciertos requisitos médicos como no haber recibido transfusión, no tener tatuajes y aros hechos hace menos de un año y otras cuestiones vinculadas a peso y edad. Hasta la fecha, Facundo hizo cuatro donaciones con más de dos litros retirados. Un súperdonante.

La donación de plasma para combatir al coronavirus sigue en una etapa experimental, pero los resultados indican que es una de las grandes ayudas que se les puede otorgar a los pacientes en terapia intensiva y que, en muchos casos, ha sido vital para la recuperación de los contagiados. Sin embargo, el requerimiento y mensaje es que se acerquen aquellos que superaron el COVID-19 y puedan seguir el ejemplo de Facundo Ahumada, un excepción en todo sentido.

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: