Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

No solo en EEUU: Identificaron al polícía que mató a un peón rural en Tucumán

Se trata de José Morales, quien se encuentra detenido junto a otros ocho oficiales por la muerte de Luis Espinoza. Dos de ellos, habían sido señalados por la muerte de otro joven de 20 años que fue asesinado en 2018.

 

La muerte de George Floyd sacude a Estados Unidos con manifestaciones, saqueos y un claro pedido de Justicia por la muerte de este hombre afroamericano en manos de la policía. La injusticia se hace sentir a la distancia, pero la realidad indica que no hay que ir tan lejos para sentir la misma desazón.

 

En Tucumán fue identificado el policía que asesinó a Luis Armando Espinoza, un peón desaparecido y asesinado durante un operativo de cumplimiento de la cuarentena. La familia pide la pena de prisión perpetua para el homicida.

 

El peón rural desapareció el 15 de mayo luego que fue golpeada junto a su hermana en un operativo por el cumplimiento de la cuarentena.

 

Una semana después, se quebró el pacto entre los uniformados que arrojaron su cadáver en un barranco en Catamarca y encontraron el cuerpo.

 

Durante la autopsia se encontró un proyectil de pistola 9 milímetros en el omóplato izquierdo. El resultado del peritaje de la bala, que estaba en buenas condiciones, puso nombre y apellido a quien efectuó el disparo mortal: el oficial José Morales.

 

La pericia fue realizada por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales del Ministerio Público Fiscal y determinó que el disparo habría salido de una pistola Jericho 9 mm, una pistolas que Manzur compro al Estado de Israel por U$S 8,5 millones, como parte de un mayor equipamiento para la Policía.

 

Además de Morales, se encuentran procesados y detenidos el subcomisario Rubén Montenegro, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos Claudio Zelaya y Miriam González; el agente Esteban Rojas González, el vigía ciudadano de la comuna Sergio Santillán, además de otro civil, que sería hermano de uno de los efectivos.

 

Gladys Herrera, madre de Luis Espinoza, dijo al respecto: “tenemos información de que además de los nueve policías hay otras personas involucradas en lo que sucedió con mi hijo, según nos dijeron los homicidas habían estado han estado bebiendo en la casa de un tal ‘Pequeño’ y de ahí salieron hacia Melcho”.

 

En declaraciones al programa Panorama Tucumano, la mujer aseguró: «Hay quienes dicen que los policías, cuando regresaron del operativo y cargaron en uno de sus vehículos el cuerpo de mi hijo, llegaron al mismo lugar en donde estuvieron bebiendo, pero la gente no se anima a testimoniar por miedo, creen que les puede pasar lo mismo que a mi hijo».

 

La mamá del trabajador rural agregó que “de la forma en que actuaron, con total frialdad, es seguro que ya estaban acostumbrados a la violencia y a la impunidad. Ahora tocaron fondo y merecen no salir nunca de la cárcel”, denunció como parte de su pedido de prisión perpetua a los policías.

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: