Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La argentina que se destaca en “Poco Ortodoxa”

Amparo Battaglia, popularmente conocida como Catnapp, es cantante, productora, performer y su participación en la serie fue clave en la historia del personaje de Esty.

 

“En la Argentina es difícil sobrevivir, y más aún si sos artista y encima hacés algo poco clasificable. La música que hago yo es bastante especial y sentía que había llegado un punto en el que había tocado en los lugares que podía tocar y había llegado a donde podía llegar. Necesitaba irme a otro lugar donde hubiera más oportunidades y pudiera inspirarme en cosas nuevas”.

 

Amparo Battaglia, popularmente conocida como Catnapp, habla con Teleshow desde Berlín, Alemania, en donde vive hace cinco años. En aquel entonces dejó su Buenos Aires natal porque sintió que su carrera había llegado al máximo y necesitaba ampliar sus horizontes e ir tras sus sueños artísticos.

 

Tiene 32 años, es cantante, productora, performer y recorre el mundo con Catnapp. En las últimas semanas adquirió mayor popularidad por su destacada participación en la exitosa serie Poco Ortodoxa. Tanto como el personaje de Esty Shapiro (Shira Haas), en la ficción, como Amparo, encontraron la libertad a través de la música en la capital alemana.

 

“La vida en Berlín es mucho menos agresiva que en Argentina. Hay menos prejuicio, menos enojo y menos violenta. Allá (por Argentina) vas por la calle y todo es un ataque, todo el mundo está enojado. Yo soy muy sensible y no podía vivir con eso. No me lo bancaba. Eso también fue una de las cosas que me llevó a irme, a buscar otras realidades”, cuenta la joven que vivía en Vicente López.

 

También destaca que en la ciudad que vive actualmente “la gente es muy respetuosa”. “No se habla mal de la otra persona. Hay cosas que noté al tiempo que me fui y al reencontrarme con argentinos me di cuenta que se hablaba mal de otra persona por entretenimiento. ‘Viste lo que se puso este’. ‘Qué mal canta’. No me gustaba convivir en un mundo que sea así», continúa al justificar algunas de las causas que la llevaron a proyectar su futuro en otro país.

 

“Pinto como si Argentina fuese un infierno, y no es tan así. Extraño y hay un montón de cosas que son positivas, pero esos son los motivos por los cuales me fui”, aclara.

 

“Cuando me fui de Argentina, no sabía a dónde iba a caer. Tenía un pasaje a Barcelona porque vivía una amiga y de ahí me iba a Londres a tocar. Después seguía por todo Europa, y creí que volvía a vivir a Londres pero, a pesar de tener muchas comodidades, no me gustó para nada la onda”, cuenta Amparo, que cuando conoció Berlín decidió “hacer base”.

 

Describe la ciudad como “hermosa, llena de paz, y tenes la posibilidad de ir todas las noches a un evento», excepto ahora, en medio de la pandemia por el coronavrius. Si bien en Alemania no decretaron cuarentena obligatoria, el gobierno sugirió el aislamiento social preventivo y hay muchos comercios cerrados, salvo los supermercados o farmacias.

 

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: